Encuentro Cercano del V Tipo

Encuentro Cercano del V Tipo

No he publicado mucho en el blog simplemente porque estuve enfermo la semana pasada. Sin embargo, puedo decir que tuve la experiencia más cercana con el software libre después de casi 10 años de usarlo… Iba a un viaje con lo desconocido, a escuchar a alguien que admiro lo suficiente como para viajar 320 kilómetros en una ciudad extraña, a la que no iba desde prácticamente 12 años, pero que fue el hogar de la familia de mi padre por más de 50. Había vivido algunos años, cuando pequeño (< 5), por lo que recordaba más o menos ciertas cosas. ¿Qué me motivaba viajar desde el campo; a partir de las 6 a.m a la ciudad para tomar un bus a un no tan lejana ciudad? ¿Un concierto? No. Era una conferencia, que iba a ser brindada por Richard M. Stallman, el padre del software libre. Y desde que supe la noticia que él iba a estar en la muy leal ciudad de Valdivia, había preparado los fondos que me quedaban del remanente de mi trabajo como brigadista forestal, para el susodicho viaje, comprando los pasajes por internet y encomendarme a las serpientes arcanas. [1] [2]

Comienza el Viaje

Estaba emocionado. Prácticamente no dormí. Desperté y estaba listo y preparado en tiempo recórd. Mi hermano se había comprometido para pasarme a buscar en la mañana, situación que se dio con un retraso. Debido a que el límite de velocidad máxima en carreteras urbanas se había disminuido, en un principio pareció que no iba a alcanzar a tomar el respectivo bus a Valdivia. Pero alcancé y comencé mi viaje.

La carretera de la parte sur de Chile es hermosa. Cuando no dormí, iba viendo los ríos y los lagos cuyos nombres me conozco de memoria o a los numerosos animales de los fundos circundantes a la carretera.

La hora pasó muy rápido. En 3.30 horas ya estaba en mi destino, pero tuve que bajarme antes de llegar el terminal. Tenía que pasar al cementerio a ver a mis abuelos y bisabuelos paternos. Hace 12 años que no visitaba el lugar, y como iba a ser la tónica del viaje –nada iba a salir fácil– tuve que recorrer un buen rato las tumbas hasta que las pude encontrar. Creo que estuve alrededor de 40 minutos, si no más, recorriendo las tumbas. ¡Pero lo logré! Tarea cumplida. Respiré profundo. Puse las flores correspondientes, limpié un poco las tumbas y salí del cementerio resuelto a enfrentar mi destino.

Por suerte, la ciudad de Valdivia tiene una ubicación muy práctica; una calle principal llamada Picarte por la cual se va desenvolviendo la ciudad, hasta que es cortada por los numerosos brazos del Río Calle Calle. El lugar donde me dirigía estaba al centro de la Ciudad; o más bien en la plaza de la misma. Tenía que atravesar la avenida completa y me encontraba a un punto de tocar la gloria. Mientras caminaba, observaba con detenimiento viendo si encontraba alguna diferencia respecto a la última vez que fui. Algunas partes de la ciudad parecían iguales a las que recordaba de hace más de 20 años. Bien pudiera alguien despertar de un coma en la ciudad de Valdivia, y no encontraría mayores diferencias. Bueno, quizás algunas casas más viejas de lo que recordaba. Pero sustancialmente era lo mismo. O casi.

Carpa de la Ciencia

Luego de una hora y sacar unas cuantas fotografías al río y a las embarcaciones destinadas a los turistas incautos como yo; había regresado al lugar donde iba a ser la conferencia.. Y ahí estaba. Vi exactamente a un señor con pinta de nerd excéntrico que hablaba en inglés con una persona de guía que me recordó a Jeff Albertson, de los Simpson.


El guía de Stallman en nuestra angosta faja de tierra

Pensaba que era una carpa, pero no. Era una construcción de pvc que emulaba un domo o algo así. Adentro estaba lleno de cosas hipsters – y de hipsters- como artesanías que cuestan un ojo de la cara o café como el que tomas en la mañana, pero mucho más caro. El venerable nerd cruzó por la construcción, hacia una sala de conferencias. Estaba lleno de stickers de la FSF. Después de intercambiar miradas con alguna de las asistentes; nos llamaron a pasar a la sala de conferencias. El momento de Gloria había llegado.

Regreso

Luego de tres horas de escuchar a Stallman, a sala de conferencia se fue vaciando poco a poco. Richard se tomaba las fotografías de rigor con los asistentes y conseguí un autógrafo y muchos stickers.
Fui al terminal, alegre con las experiencias que había vivido. Tomé mi bus y me dirigí a mi ciudad. Me quedé dormido y desperté al llegar. Había perdido mi dinero. Luego de 5 horas y media llegué a mi casa. Nadie dijo que el regreso iba a ser fácil.

¡Feliz Hacking!


[1] Ten Ten Vilú y Cai Cai Vilú son las serpientes que dan origen al mundo en la cosmogonía chilota (mapuche)
[2] Espero subir la transcripción dentro de poco.

Deja un comentario