Este contenido no está disponible

Este contenido no está disponible

Año 2045 [1]
Escribo estas líneas de en un trozo de papel viejo que he encontrado. Los dispositivos digitales están vigilando todo lo que haces/escribes/piensas. La Dictadura de La Tierra Unida, ha continuado con las políticas de erradicar todo contenido que pueda circular libremente. Bajo la excusa de frenar la deforestación de los bosques, la producción de papel ha sido prohibida y todas las empresas de papel alrededor del mundo han cerrado . La única posibilidad para tener una verdadera comunicación cifrada por parte de la resistencia es usar papel y viejos códigos secretos. La tecnología digital está vedada para nosotros. No, si queremos conservar nuestra libertad…

Hemos establecido colonias subterráneas. Comprendimos que la libertad que nos ofrecía nuestro sistema político era un placebo cuando muchos servidores que compartían información fueron cerrados por la nueva y recién formada Policía del Contenido. Lo que mis antiguos amigos y yo llamábamos la Policía de los Memes, había mutado hasta una organización secreta que controlaba y vigilaba todos los servicios en línea. Nuestra sección de contrainteligencia nos ha informado acerca de sus nuevos algoritmos que han producido una base de datos con un perfil de las 10.000 millones de personas. Sé que la base de datos es tal que puede clonar tu personalidad en los nuevos androides… El sistema ha sido tan eficiente que China eliminó su gran firewall, porque el nuevo sistema europeo era miles de veces más efectivo que su propia tecnología. El calentamiento global, que eliminó nuestros polos del planeta, inundó gran parte de los antiguos puertos, reduciendo la cantidad de tierra disponible y la migración del año 2035 a Marte. Sin embargo, para unos pocos elegidos. Luego de comprobada la seguridad de los viajes al espacio exterior; los millonarios y algunos científicos fueron llevados hasta allá, pero no les salió gratis, ya que debieron pagar el 50% de sus fortunas como tributo para la mejora de los sistemas de televigilancia. Las colonias de millonarios en Marte, quienes viven en una jaula de oro, nos ven con desprecio…

Hay continuos ataques en nuestras cédulas alrededor del mundo. … Con todo lo que disponemos, tratamos de mejorar nuestras ondas de radio a baja frecuencia para que no sean del todo detectables, y se ha desarrollado un nuevo sistema de encriptación. pero aun nos falta mucho. No sé si podamos tener un canal seguro con las otras comunidades… Nuestro único refugio son los lugares que nadie quiere, islas solitarias, y colonias subterráneas cerca de los volcanes, donde con esmero tratamos de vivir con toda la tecnología mecánica y ordenadores de principios de milenio que pudimos encontrar en viejos centros de reciclaje y museos. Sé que la célula francesa, llamada burlescamente por los medios como La Meme Résistance está preparando algo grande… Son nuestra última esperanza…..

O cómo el copyright puede utilizarse para crear un sistema de vigilancia masivo

Cuando leí hace 8 años un texto que había escrito Richard Stallman a comienzos de la década del 2000, llamada El camino a Tycho que hablaba de los excesos del copyright lo encontré sencillamente una locura. Nunca pensé que nuestro sistema que se ha caracterizado por una lucha a favor de las libertades del género humano, pudiera llegar tan lejos. El texto mencionaba que, el protagonista, con el fin de terminar sus estudios debía acceder a la biblioteca y a las investigaciones de los demás, mediante ordenadores cuyo software limitaba las lecturas y las copias de los archivos. Cada copia costaba mucho dinero, que en teoría iba a los autores, así como la matrícula y los derechos universitarios que también iban a aquel destino.

Cada archivo abierto era considerado una lectura, por tanto las mensualidades variaban conforme a los archivos abiertos mensualmente. El protagonista se ve forzado a copiar un archivo para ayudar a la tesis de su novia, pero es detenido y puesto en la cárcel. ¡Imposible! Fue lo primero que pensé cuando terminé la lectura. Todo me parecía una insanidad del porte de buque, y quizás hasta más grande.

La libertad de autodeterminación, aquella por la que la gente ha luchado desde la Revolución Francesa, está cada día más limitada por políticos –tanto de izquierda como de derecha– que están a merced de las grandes corporaciones. El lobby es poderoso, y nos está socavando como sociedad. Espero que las leyes o bocetos de leyes que han sido aprobadas en Europa, sean rechazadas en un futuro, pero se necesita que los mismos que salen a marchar por cualquier cosa, salgan a marchar en contra del status quo, propuesto por la Unión Europea. Estamos hablando de la libertad, de quizás el único espacio libre que tenemos , pero, seas de izquierda o de derecha, todos estamos en peligro. Estamos frente al nacimiento de un sistema de vigilancia masivo -y privado- que va a generar miles de bases de datos alrededor de todo el mundo. Hoy, es bajo la excusa de proteger el copyright; pero mañana será en contra el terrorismo o cualquier amenaza de seguridad mundial.

Siempre habrá una excusa para limitar nuestra libertad. Que el único espacio libre sea reducido a cenizas lentamente; es la prueba. La excusa será perfecta. Aparecerá con el tiempo cuando todo este marco legal este aprobado y ya no se podrá reaccionar. Las autoridades buscarán los culpables; sospechosos o no, en las miles de bases de datos generadas por cada servicio privativo en el cual estés inscrito. El internet ya no será un lugar seguro, será un lugar inseguro, no sólo por las multas que te pudieran llegar si eres un pequeño blogger en EU, sino porque todas tus ideas estarán siendo continuamente analizadas por los servicios con la excusa de ver si infringen o no el copyright de alguna empresa. Y eso es inaceptable.

No es una cuestión política, es una cuestión valórica, de entender hasta que nivel los políticos pueden jugar con nuestra libertad para expresarnos.

[1] Historia corta escrita para esta entrada.

Deja un comentario