La Leyenda del Planeta Verde

La Leyenda del Planeta Verde

En mi búsqueda dentro de los animes escritos por Gen Urobuchi llegué a una serie de Mechas Llamada Suisei no Gargantia [翠星のガルガンティア] que me cautivó desde el primer momento.

Mechas… Ahh; Robots. Nunca sabré qué es lo que emociona a la humanidad al crear cosas antropomorfas. Quizás sea un sentimiento de soledad inconsciente, de vernos solo a nosotros como la única entidad con consciencia abstracta del universo conocido, que creamos figuras como nosotros o, de manera inconsciente, moldeamos incluso a los animales otorgándole explicaciones y conductas humanas a instintos animales.

Un mundo extraño, espacial, donde las Máquinas Robótica Antropomórficas se encuentran en una ubicación espacial indeterminada, luchando con unos extraños calamares espaciales por miles de años. El último ataque de la Humanidad en la cual exponían su mejor arma para eliminar a estos calamares, derivó en un agujero de gusano; que trasladó a Ledo, nuestro protagonista a una ubicación desconocida. Despierta en un planeta azul, y mediante la IA de su Mecha se entera de que ha llegado al planeta Tierra, un lugar que parecía olvidado en mitos y leyendas antiguas.

Desde ahí comienza un notable contrapunto entre la cosmovisión militar de Ledo y estos (semi) pacifistas humanos primitivos que había encontrado, que se desplazan (viven y mueren) en grandes buques, en un planeta cuya mayor parte es agua, ya que, el derretimiento de la última glaciación ocurrida hace milenios, había dejado casi la totalidad del planeta inundado.

Un mundo diferente

Ver esta serie de 13 capítulos más dos ovas (15 en total), me recordó mucho a un a película llamada Waterworld, sin embargo, este anime es mucho más profundo, centrándose mucho más en el cambio de la personalidad de Ledo, cuestionando su concepto de ser humano. En cada capítulo que pasa, nuestro protagonista se va transformando lentamente desde una máquina de matar, a tener sentimientos, y a comprender que la vida, es más compleja que matar alienígenas espaciales.

Mientras Ledo comienza a acostumbrarse a su nueva vida, desarrollando sentimientos amorosos por Amy, la chica que lo introduce a la “vida terrícola”, y habiéndose resignado al hecho de que nunca volverá a librar una guerra, hasta que, por casualidad, descubre algo que va a cambiar su nueva vida pacifista.

Cambios de Cosmovisión

Quizás la gracia de este anime es ver como las circunstancias van transformando la línea de pensamiento del protagonista. Su crianza, sometida a una fuerte eugenesia y selección artificial, por parte de su Gobierno, con el fin de tener los mejores soldados, fue bastante alejada de lo que entendemos como niñez. No hay libertad, ni autorrealización, sino tu vida gira entorno a una misión, en comparación con el mínimo de reglas que viven los individuos en el planeta Tierra. El mensaje, es que, ninguna línea de pensamiento puede ser más fuerte que la realidad, cuando la realidad contradice tu pensamiento una y otra vez, simplemente tienes que cambiar.

Conclusión

No he querido espoilear demasiado, pero debo decir que me sorprendió. El final es bastante inesperado y poco predecible. Los Mechas son sólo una excusa para iniciar y terminar la trama. Lo importante, siempre es lo que pasa al interior de los protagonistas… Porque al final…

¿Dónde está el mundo que reverdece?

Deja un comentario